El personal de las clínicas privadas habilitadas para realizar la interrupción del embarazo desarrollará la medida por una semana para exigir mayor seguridad jurídica para las mujeres y los médicos.

La medida de fuerza que se desarrollará en más de 50 clínicas fue anunciada por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo.

La protesta, sin precedentes, afectará a dichos centro de salud, donde se realiza el 98% de los abortos legales en España y afectaría a más de 2.000 mujeres.

La medida de fuerza es para reclamar el fin del «acoso sistemático» y las «inspecciones abusivas», según publicó el diario El País.

«Queremos que se garantice el derecho de las mujeres al aborto y la seguridad de los profesionales que lo practican, pero no hemos tenido ningún resultado», aseguró al matutino Francisca García Gallego, vocal de Andalucía de Acai.

Por su parte, el responsable de la clínica barcelonesa Tutor Médica, Santiago Barambio, dijo que «esta no es una huelga para fastidiar a las mujeres sino fundamentalmente para apoyar a las clínicas de Madrid que están viviendo un acoso de las propias autoridades sanitarias. No es una normal que una clínica sufra nueve inspecciones en menos de un año».

Un paro reaviva la polémica sobre el aborto en España