Trelew: Por la realización de una Interrupción Voluntaria del Embarazo

A mediados de enero, una mujer de 24 años concurrió al Centro Materno Infantil de Trelew (Chubut), dependiente del Hospital Zonal, para realizarse un aborto no punible por cursar un embarazo de 8 semanas que ponía en peligro su vida. Sin embargo, el procedimiento no se llevó a cabo porque el jefe de anestesia de dicho hospital se negó a asistirla.

En Argentina, el aborto es legal si pone en riesgo la vida de la mujer según nuestro Código Penal. El Ministerio de Salud de la Nación elaboró un protocolo para la atención de estos casos, el protocolo de Atención Integral para las personas con derecho a una Interrupción Legal del Embarazo (ILE), en el cual todo efector de salud debe contar con profesionales dispuestos a garantizar esta práctica. Aunque este protocolo se encuentra disponible desde el 2015 con el fin de que sea cumplido en todos los hospitales y centros de salud del país, no todas las provincias han adherido al mismo, dificultando garantizar el derecho de toda mujer a acceder a un aborto amparado por la ley.

Una vez más nos encontramos ante el doloroso hecho que profesionalxs de la salud se niegan a garantizar el derecho de una mujer a un aborto legal, aún cuando continuar con el embarazo pone en peligro su vida. Además, queda claramente revelada la ideología anti-derechos que subyace la decisión de estos profesionales, quienes aún no siendo los que realizan la práctica de aborto directamente, condenan a la mujer priorizando sus propias creencias e impiden realizar la práctica o someter a la paciente a un procedimiento doloroso, lo que configura tortura. Cada vez queda más en evidencia que la objeción de conciencia es usada como una herramienta para impedir que las mujeres accedamos a nuestros derechos.

Nos alegra que las autoridades del Hospital Zonal de Trelew y del Ministerio de Salud de Chubut hayan finalmente actuado para garantizar la práctica. Sin embargo, nos preocupa el accionar de profesionales de la salud que desde su posición de poder obstaculizan el acceso a los derechos sexuales y (no) reproductivos de las mujeres. Urgimos al Ministerio de Salud Nacional y Provincial a que tomen las medidas necesarias para evitar que se repitan estas vulneraciones de derechos que obligan a las mujeres a pasar por situaciones angustiantes y arriesgar su vida cada vez que necesitan un aborto legal.

Educación Sexual para Decidir.
Anticonceptivos para no Abortar.
Aborto Legal para no morir.

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!