Era el primer año que tomaba horas y luego de estar seis meses trabajando en un colegio secundario de la periferia, me dí cuenta que la alumna más aplicada de la clase estaba sentada al fondo con los ojos rojos. Le pregunté qué le pasaba y me dijo que nada. 

Al finalizar la clase, me llama y me dice: «profe creo que estoy embarazada,tengo mucho miedo» . 

La tranquilicé, le dije que primero había que hacer un test para asegurarse y que según lo que resultara tenía dos opciones pero la decisión era de ella. 

Al tiempo me pidió información sobre ILE y la contacté con profesionales de la salud de la Red.

Yésica. Profe de Historia. La Pampa.

Sin Miedo