Estoy en el festival, apoyando a la Campaña, porque me interesa estar cerca de todo lo que sea por las mujeres; significa para mí un avance en el camino de la igualdad y por la inteligencia. Que sea en Argentina hace que para mí sea un honor poder participar. Es la primera vez que Jesusa y yo nos involucramos de esta manera en el reclamo por el derecho al aborto, y lo hacemos muy decididas. Por eso no nos costó en absoluto decidirnos: nos lo propusieron y dijimos que sí sin dudarlo.

Quise asumir este compromiso porque es un esfuerzo en defensa de la razón y la salud. Lo hago porque es parte de mi lucha, porque tengo una hermana, un cuñado y otros 29.998 desaparecidos en mi vida. Y eso te marca para siempre y está presente en cada segundo de mi vida y de mi trabajo. La lucha por los derechos humanos se diferencia poco de mi respiración. ¿Qué expectativas tenemos respecto del festival? Bueno, todo lo que se hace por la felicidad de las personas tiene el mismo valor, así que esperamos que la gente sea consciente y feliz. ¿Qué deseamos que pase? ¡Salud y revolución social.
Notas relacionadas:
Salud y revolución
Etiquetado en: