Declaración del Concejo Municipal sobre el aborto

El movimiento de mujeres de Rosario anda por estos días celebrando un paso más en su lucha por la despenalización y legalización del aborto en Argentina: la declaración aprobada por el Concejo Deliberante el pasado jueves. Para evaluar esta iniciativa y sus resultados, enREDando dialogó con Marité Yanos, de CLADEM en Argentina, y Susana Moncalvillo de INDESO Mujer, ambas organizaciones integrantes de Mujeres Autoconvocadas de Rosario (MAR).

La Declaración afirma que el Concejo Municipal de Rosario «expresa su convicción respecto de la necesidad y la oportunidad de instalar en la agenda pública la problemática de la salud sexual y reproductiva». Además insta a las Cámaras nacionales a garantizar la plena implementación y universalidad de las leyes nacionales de salud sexual, anticoncepción y educación, así como al tratamiento de los proyectos de ley ya presentados. La iniciativa surge de un proyecto impulsado por la concejala Marisa Pugliani, del partido socialista, quien trabajó duro para lograr su aprobación y que contó con el apoyo militante de Mujeres Autoconvocadas de Rosario (MAR). Marité Yanos, es miembro de CLADEM en Argentina, y Susana Moncalvillo integra INDESO Mujer. Ambas organizaciones integran MAR, y desde allí son referentes a nivel local de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

“Cuando supimos de la idea de Marisa, empezamos a pensar en cómo apoyarlo porque nos pareció interesante” comenta Susana. “Hizo lo imposible por lograr este consenso político y que esta declaración coseche la contundencia de los 17 votos multipartidarios a favor” señala Marité. Ambas militantes feministas destacan la labor de Pugliani y el tesón en su tarea para lograr consenso porque la meta no fue solo lograr la aprobación, sino que sea con una amplia mayoría, como finalmente resultó. «Fue ardua la negociación para ella. Se hizo un gran trabajo para que el resto acompañe y se logró: hubo solo tres votos en contra y eso fue muy bueno» evalúa Susana.

«El objetivo era que se abra el debate, que se discutan argumentos, que los concejales tomen posición». El tratamiento en el recinto iba a suceder a mediados de julio, pero se postergó. A partir de allí MAR redobló la apuesta. De esa fecha a esta parte las feministas tuvieron una reunión con concejales y comisiones, en la que se les entregó un CD con materiales bibliográficos, estadísticas, datos y documentos de la Campaña. En esa reunión el doctor Walter Barbato expuso los argumentos médicos y Mabel Gabarra se explayó en los argumentos jurídicos. Luego de ese encuentro las mujeres se organizaron y les hicieron llegar a todos los/as concejales/as una carpeta con ese material. “La información que les acercamos a sus despachos, los/as obligó a leer sobre el tema porque -sobre todo los varones- no se interiorizan demasiado sobre las consecuencias de la falta de esta ley. Creo que fue muy bueno por eso” comenta Susana.

Marité enumera las consecuencias -a veces irreversibles- en la salud de las mujeres de las condiciones inseguras en las que se realizan abortos, hoy aún ilegales: según los egresos de los hospitales públicos -señalados por el Ministerio de Salud de la Nación- son 70.000 mujeres (el 16% niñas y adolescentes) que deben ser hospitalizadas al año por esta causa, una cifra tremenda que además revela que por cada 100 egresos hospitalarios por parto, en promedio en el país son atendidas 25 mujeres y niñas por complicaciones de abortos inseguros. En Rosario -sólo en el Hospital Roque Saénz Peña- la cifra llega a 17 por cada 100 partos. “La incidencia de la causa de muerte de mujeres por abortos inseguros en la mortalidad por gestación es altísima en nuestro país (29%) y aunque nos espante la comparación, lo cierto es que superamos 3.6 veces el porcentaje de la India. Es la principal causa de mortalidad por gestación y representa que alrededor de 100 mujeres argentinas  jóvenes, sanas y pobres mueran cada año. Que se entienda claramente esta magnitud, señalando a través de fuentes inobjetables cada número, cada cifra, cada vida perdida, fundamentando desde lo médico-jurídico. Esa fue puntualmente nuestra estrategia y también nuestro desafío. Así llegamos a cada concejal/a, visitamos comisiones, brindamos exposiciones, entregamos materiales con distintas propuestas. En definitiva, la suma de nuestras convicciones y voluntades concluyeron en una jornada histórica llena de emociones, a manera de homenaje por las que ya no están…por las que la ilegalidad del aborto no les protegió la vida” enfatiza Marité.

Uno de los proyectos que esperan tratamiento en la Cámara es el creado por la Campaña Nacional por el derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. En una primera redacción de la Declaración se definía el apoyo a ese proyecto, en particular. El proyecto fue presentado en la Cámara por la diputada Silvia Augsburger, y eso hizo que algunos/as crean, erróneamente, que era un proyecto de dicho partido. Finalmente se retiró de la Declaración esa mención para pedir que se promueva el tratamiento de los proyectos pendientes, en general. «Hubo que aclarar que el proyecto era el de la Campaña y que Augsburger lo presentó con el apoyo de otros legisladores/as de otros partidos. A veces es más importante si es de un partido o de otro, que el tema en sí que se está tratando. Eso es lamentable, pero pasa» señala Moncalvillo.

A la hora de evaluar lo sucedido tanto Susana como Marité rescatan el debate institucional que esta iniciativa generó. “La evaluación es altamente positiva. No solo porque el resultado final nos ha sido favorable; un mojón en nuestra lucha de años como movimiento de mujeres comprometidas con la defensa los derechos humanos de las mujeres, sino porque justamente este debate institucional se pudo dar en Rosario, una ciudad que marcó y sigue marcando hitos en nuestras luchas. El proceso histórico ha de señalar lo acontecido en el Concejo Municipal, como un aporte invalorable al debate que la sociedad viene exigiendo” enfatiza Marité. Si bien la Declaración no modifica el status legal del aborto, “impulsa, profundiza, contribuye y sintetiza la expresión de un cuerpo deliberativo de una ciudad que insta a su modificación – despenalización y legalización- en los ámbitos legislativos competentes. Pero además reconoce la necesidad de garantizar las leyes nacionales de Educación Sexual Integral y de Salud Sexual y Procreación Responsable, completando el lema integral de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, seguro y gratuito es: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir” completa la integrante de CLADEM.

“Haber logrado que el Concejo lo debata es muy importante. Y se debatió bien” evalúa a su turno Susana. “Hubo buenos argumentos, cada quien defendió su postura con pocas agresiones. Porque este tema en general lleva a agresiones, a partir de los grupos fundamentalistas, que son bastante violentos en su forma de expresarse. Entre los/as concejales/as hubo una buena discusión, de manera respetuosa, y se logró que se pongan argumentos de un lado y del otro. Si no, porque no, o si sí, porque sí. Y no es así. Creemos que hay que profundizar el debate y eso se dio. Además la discusión obligó a que los mismos concejales buscaran información”.

¿Qué destacan de la experiencia como movimiento de mujeres?

Marité: “Aunque suene obvio, es necesaria la absoluta convicción y conocimiento de lo que se sostiene desde la palabra. Y si hay algo que tenemos para destacar, además del trabajo y la militancia, es que estamos absolutamente convencidas de que la ilegalidad de aborto no protege la vida. La necesidad de impulsar y generar espacios de debates impostergables sobre la problemática del aborto, allí esa convicción aflora como disparador a través de la palabra. La convicción, más la necesidad “urgente”, más el conocimiento y la palabra nos empujan al compromiso, a esta militancia a la que estamos acostumbradas y que transformamos en desafíos, en acciones. Vamos sumando, invitando a tomar conciencia y por ende alcanzando objetivos, que aunque solo signifiquen pasos, manifiestan claras tendencias positivas que celebramos. Esto es lo que hacemos quienes integramos MAR. Sabíamos que no era fácil estimular este debate institucional, pero la realidad de la magnitud de la problemática es insoslayable en Argentina; y así lo han entendido los y las concejales/as de la ciudad”.

Susana: «Nuestro comienzo se da en el marco de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, hace largos cuatro años, cuando esta iniciativa comenzaba. El año pasado la Campaña planteó trabajar regionalmente y tenemos esa dinámica de reunirnos cada tanto con Santa Fe y Entre Ríos, que es con quienes nos toca preparar actividades entre todas para impulsar la campaña. Esto es parte de lo que se viene haciendo hace tiempo. Si bien algunas mujeres se ocuparon de tareas puntuales, siempre sabemos que somos un montón las que estamos trabajando para lo mismo. En el momento que hay que salir a hacer cosas, salimos, y vamos armando entre todas.  Si obtenemos resultados, nos entusiasmamos más aún. Esta movida tiene que ver con hacer que la sociedad empiece a debatir, más allá de que ya esté el proyecto de ley en la Cámara de Diputados. Es este un tema para que lo debata toda la sociedad.

Pasos esperanzados
A futuro las perspectivas son seguir profundizando el debate, con acciones y espacios de difusión y discusión. A nivel regional, se evaluará la posibilidad de replicar la declaración en otras ciudades. “Ojalá más ciudades se pusieran, desde sus concejos, a debatir el tema y elaboraran declaraciones” suspira Susana. “En el orden nacional junto a todas las regionales del país de la Campaña, seguiremos construyendo estrategias de incidencia directa sobre las comisiones correspondientes y legisladores/as nacionales. En Santa Fe tenemos la suerte de contar con algunos apoyos en las Cámaras, pero en otras provincias hay que trabajar mucho. Va a costar, pero seguiremos intentando. A la par haremos actividades para que en general la ciudadanía participe de este debate, sinceramente, porque muchas veces no se quiere decir lo que se piensa en este tema. No debe haber una sola persona a la que no le haya pasado: que algún/a conocido/a o familiar haya tenido un problema de este tipo, de dudar de hacer un aborto o de haber tenido que hacerlo, en buenas o malas condiciones, pero siempre ilegal” denuncia gravemente Susana.

Sin embargo, también en la sociedad se registran algunos indicadores de avance del debate, y de la posición favorable a la despenalización. En este sentido, el sábado pasado, dos días después de la aprobación de la declaración, el diario La Capital de nuestra ciudad  propuso una encuesta on line sobre la posición ciudadana frente a la despenalización del aborto. El 82,1% voto de acuerdo. “La gran participación y el resultado fueron contundentes” destaca Marité. “Esto reafirma la apertura de la sociedad rosarina en referencia a esta problemática y va en un todo de acuerdo con lo expresado por Concejo Municipal. Por eso, quienes integramos MAR en la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito sabemos que los caminos legislativos tienen tranqueras que no son fáciles de sortear, con avances y retrocesos. Aunque hoy nos toca celebrar y compartir desde Rosario este impulso hecho realidad a través de una Declaración, una experiencia que da cuenta que se puede construir un debate legislativo -a todas luces impostergable- por una ley que despenalice y legalice el aborto en Argentina. Todo un paso esperanzador”.

FUENTE: www.enredando.org.ar

Rosario: Un gran paso, un buen gesto
Etiquetado en: