Repudiamos la sentencia a la médica Abril

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito repudiamos la sentencia del juez de primera instancia José Oscar Colabelli, que sanciona arbitraria e infundadamente a Abril, médica generalista de El Maitén, localidad de la Provincia de Chubut, quien en el año 2015 garantizó la interrupción legal del embarazo a una joven de 17 años que la solicitó, Maira, y por causas que no han sido investigadas, la joven murió una semana más tarde en el Hospital Zonal de Esquel.

Como no podía ser de otra manera, la sentencia absuelve a la profesional del delito de aborto punible, ya que quedó demostrada en el juicio la legalidad de la practica realizada y que se hizo conforme a la normativa y los protocolos de salud vigentes. De hecho, el aborto realizado por motivos de salud no constituye un delito en Argentina, de acuerdo con el artículo 86, inciso 1 del Código Penal. No sólo es legal el aborto en estas circunstancias, sino que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha confirmado que es un derecho de las mujeres acceder a la interrupción del embarazo en las condiciones que la ley autoriza y que es obligación del Estado garantizar el acceso al aborto legal sin obstáculos y demoras innecesarias. Sin embargo, no son estas las razones que el juez expone para absolverla evitando de esta manera reconocer la legalidad del aborto en este caso.

Al condenar a Abril por lesiones culposas, el juez elige ignorar las pruebas aportadas en el juicio, ya que la autopsia no reveló ninguna vinculación entre la práctica del aborto y la causa de muerte de la joven, y como tampoco pudo condenarla por la muerte de Maira, la condena por una supuesta “impericia” de la médica que realizó el aborto por la que luego Maira es internada 5 días después, pero esto tampoco fue demostrado porque las causas del deterioro de la salud de Maira nunca fueron investigadas adecuadamente.

Es lamentable que en la misma sentencia el juez reconozca las irregularidades en la atención médica recibida en el hospital zonal de Esquel, y aun así decida condenar a la médica que garantizó el aborto legal, la práctica más segura de todas a las que fue sometida Maira. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el aborto con misoprostol es un método clínico seguro y no invasivo, no es peligroso para la salud, y mucho menos para la vida de las mujeres que lo utilizan. Por esta razón, su utilización es recomendada por el Ministerio de Salud de la Nación para la interrupción legal del embarazo.

En este contexto Abril nunca debió ser llevada a juicio y menos aún condenada por un delito que no cometió. No es la búsqueda de justicia sino el uso discrecional del poder público al servicio de los prejuicios morales y religiosos del juez y el fiscal lo que ha motivado este juicio injusto y arbitrario, cuya única finalidad es amedrentar a lxs profesionales de la salud dispuestxs a garantizar a sus pacientes el acceso al aborto que la ley argentina les reconoce como derecho.
Ante este abuso de poder, reafirmamos que estas acciones no nos amedrentan, que seguiremos luchando, como lo venimos haciendo de forma sostenida durante 12 años, por el derecho a decidir de todas las personas con capacidad de gestar y por la autonomía sobre nuestros cuerpos.

Y QUE, ASÍ COMO GARANTIZAR DERECHOS NO ES DELITO, ACCEDER A ELLOS TAMPOCO.

#AbsoluciónParaAbril
#JusticiaPorMaira

Educación sexual para decidir.
Anticonceptivos para no abortar.
Aborto legal para no morir.

Link a Declaración de Socorristas en Red (feministas que abortamos):
https://www.facebook.com/notes/socorristas-en-red-feministas-que-abortamos/no-hay-justicia-en-la-sentencia-de-jos%C3%A9-colabelli-hay-ensa%C3%B1amiento-disciplinador/1926919880967560/

Link a Declaración de Red de Profesionales por el Derecho a Decidir:
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1531199356946943&id=1104059222994294

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!