Red de Profesionales de la Salud: ante la eliminación del Ministerio de Salud

Desde la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, manifestamos nuestro más profundo rechazo y preocupación ante la decisión del Gobierno Nacional de eliminar el Ministerio de Salud, transformándolo en una Secretaría dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Tomar una definición de tal magnitud llevará inevitablemente a un profundo y rápido detrimento de la salud de la población argentina, particularmente de la población usuaria del sistema público de salud, es decir, aquella que a lo largo de los últimos años de exponencial crecimiento de medidas neoliberales se ha visto cada vez más desfavorecida y desprotegida en todo lo que respecta al acceso a derechos elementales.

Asimismo, estamos convencidxs que tomar una determinación de este tipo, generará inevitablemente una pérdida en el rumbo de las políticas públicas de salud de orden nacional y su consecuente implementación en cada una de las provincias del territorio argentino, perdiéndose también la autonomía en las decisiones en relación a la direccionalidad y objetivos de las políticas de salud, así como también la designación de partidas presupuestarias acordes a las necesidades de la población; quedando a merced de cada provincia el rumbo y las condiciones de implementación de la política sanitaria.

En lo que respecta a la salud sexual y la salud reproductiva y no reproductiva de las personas, venimos asistiendo en los últimos años a una reducción en las prestaciones, insumos y personal de trabajo cada territorio, expresado entre otras cosas en la imposibilidad de garantizar la entrega gratuita de preservativos y otros métodos anticonceptivos para cubrir a la población que así lo demanda, generando un incremento significativo de enfermedades de transmisión sexual, aumento de embarazos adolescentes y embarazos no deseados en general. De igual manera, los equipos de profesionales y trabajadorxs de la salud comprometidxs en el abordaje de dichas temáticas, seguimos haciendo todo lo que tenemos a nuestro alcance para garantizar de la mejor manera posible el derecho a la salud de una población cada vez más empobrecida y con un estado de salud cada vez más deteriorado tanto a nivel físico, como psíquico y social.

En un contexto de extrema hostilidad y avasallamiento al ejercicio de la autonomía de las mujeres y personas gestantes, ante un reciente rechazo del sector más conservador de la política a la aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara de Senadores, una marcada presencia de grupos antiderechos opuestos a la implementación de la Educación Sexual Integral en las escuelas como herramienta de prevención y autocuidado esenciales para lxs jóvenes de nuestro país; la transformación del Ministerio de Salud en Secretaría vuelve a dejar expuestos a lxs profesionales y trabajadorxs de la salud que sí nos encontramos comprometidxs en la garantía de derechos, respetando las normativas legales existentes en todo el país y generando prácticas de atención desde el cuidado, la afectividad y el respeto, a un panorama de incertidumbre, desconcierto y desprotección; aspectos que se traducirán inevitablemente en la calidad de atención que podemos garantizar a toda la población usuaria del sistema público de salud.

Creemos que eliminar el Ministerio de Salud, dejándolo bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Social, que constituye una de las instancias ministeriales con menor asignación de presupuesto, implica inevitablemente más enfermedad y muerte de las personas que precisan del sistema público de salud; esto es, la mayor parte de la población residente en la Argentina.

Porque eliminar Ministerios implica, tal como el gobierno nacional lo viene haciendo desde hace años, una limitación en el acceso a los derechos humanos fundamentales de todas las personas.

Porque las medidas de ajuste ante la real e imparable crisis económica recaen sobre los sectores más desfavorecidos de la población.

Porque una vez más, las decisiones adoptadas por el gobierno nacional dejan entrever el macabro plan de beneficiar a quienes más tienen, en detrimento de la protección y asistencia a las millones de personas pobres y empobrecidas que transitan el territorio nacional.

Como Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, sostenemos: eliminar el Ministerio de Salud significa enfermedad y muerte.

Estaremos atentxs y daremos batalla desde cada uno de nuestros espacios, estamos convencidxs que la salud es un Derecho Humano elemental y, como tal, ajustar en esta área implica uno de los más significativos retrocesos de la historia argentina de las últimas décadas.

#ContásConNosotrx

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!