Ni un paso atrás en nuestros derechos

Ni un paso atrás en nuestros derechos.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito y la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir repudiamos el fallo de la jueza Cecilia Gilardi de Negre del Juzgado Contencioso Administrativo Federal II que suspende el art.2 de la Disposición de ANMAT N°946/18 que autoriza la venta de MISOP 200/ MISOPROSTOL en farmacias bajo receta archivada.

Entendemos que el objetivo de esta medida es generar una barrera más para el acceso al derecho ya otorgado desde 1921 a la Interrupción Legal de Embarazo, empujar a las personas que deciden abortar a condiciones inseguras y de clandestinidad y coartar la autonomía de nuestros cuerpos a mujeres y personas con capacidad de gestar.

El misoprostol para la realización de abortos seguros es un medicamento esencial según la Organización Mundial de la Salud. El acceso al mismo como bien social no puede estar condicionado por amparos sin sustento científico ni jurídico de asociaciones antiderechos. El uso ambulatorio de misoprostol tiene sobrada evidencia científica y está recomendado por la OMS, FLASOG, SOGIBA y por el Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo de nuestro país.

Por otra parte, aclaramos que la venta de MISOP 200/ MISOPROSTOL sigue autorizada para uso institucional hospitalario y en centros de salud. Y sigue siendo autorizada la venta en farmacias de misoprostol asociado a diclofenac (Oxaprost).

Continuamos exigiendo misoprostol y mifepristona de producción pública y accesible.

Frente al uso del poder judicial para retroceder en derechos respondemos acompañando a todas las personas, cada día, todos los días, en su derecho a decidir.

Seguimos garantizando derechos. Contás con nosotrxs!

Educación Sexual para Decidir
Anticonceptivos para no abortar
Aborto legal para no morir

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!