Se formó a pedido del juez de Familia y estuvo reunido ayer hasta la noche. La niña continuará internada en el hospital Notti al cuidado de su abuela.

El Comité de Bioética, formado a pedido del juez de familia Gustavo Ferrer en el caso de la nena violada de 12 años, desistió de opinar sobre el futuro de la maternidad.


Si bien los profesionales, que estuvieron reunidos ayer hasta la noche, no hicieron declaraciones, trascendió que decidieron respetar la voluntad de la futura mamá y de su abuela, quienes se han pronunciado en más de una oportunidad por no interrumpir el embarazo de varias semanas que tiene la menor. De esa forma terminaría la labor de ese conjunto de personas especializadas

Acontece que al conocerse la decisión de la abuela y de la propia menor de proseguir con la gestación, resultaría fuera de lugar sugerir otra respuesta en el impactante hecho y por eso el Comité se había pronunciado "en abstracto" sobre la delicada cuestión. También la propia madre habría dicho a un medio periodístico que, tras un pedido inicial de aborto, cambió su posición, prefiriendo que el embarazo siguiera adelante.

El grupo que analizó la espinosa cuestión, formado por distintos integrantes de ramas científicas, además de un sacerdote y un trabajador social, entregará hoy el dictamen al que arribó al juez Ferrer. Mientras, la niña seguirá internada en el hospital Pediátrico Humberto Notti.

En orden a la materia penal, el fiscal de instrucción de Luján de Cuyo-Maipú, doctor Santiago Garay, se encuentra esperando los resultados de las pruebas del ADN realizadas a la niña para cotejarlas con el examen efectuado al único detenido, el padrastro de la chica.

Es el principal sospechoso de ser el autor del grave delito de abuso sexual agravado por el estado de convivencia, cuya pena va de los 8 a los 20 años de prisión. Esta persona está imputada por el fiscal y, hasta donde se sabe, aún no ha declarado.

Hay que recordar que en el caso de la jovencita discapacitada de Luján de Cuyo, un tribunal condenó a 10 de cárcel al cuñado de la abusada, quien convivía bajo el mismo techo porque era pareja de la hermana de la joven.

Sobre la nena internada en el Notti, la abogada Mónica Runno retomó la representación de la familia afectada en su carácter de defensora oficial, luego de que cesara una corta participación en el asunto de una letrada de la entidad colectiva "Las Juanas y las otras".

Otra novedad de la víspera fue que la madre de la chica volvió a comunicarse con su hija, luego de una inicial determinación del magistrado de familia de prohibirle acercarse a la cuidada paciente, para preservar más su seguridad. Pero la progenitora volvió a mantener el contacto con la pequeña, precisamente porque ésta pedía verla, aunque la crianza más específica corre por cuenta de la abuela materna, de unos 52 años. / MT

Nena violada: el Comité de Bioética desistió de opinar
Etiquetado en: