¡Libertad y justicia para Imelda!

¡Libertad y justicia para Imelda!

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito nos solidarizamos con Imelda Cortez Palacios, una joven salvadoreña de 20 años que se encuentra privada de la libertad desde abril de 2017, tras sufrir un parto extrahospitalario de un embarazo producto de violación por parte de su padrastro, que abusaba sexualmente de ella desde que era una niña de 12 años. La bebé sobrevivió, y la Fiscalía General acusa a Imelda de homicidio agravado en grado de tentativa, con una pena de hasta 20 años de prisión.

Ante tal situación de desamparo y exclusión, en lugar de brindar contención y reparación a la sobreviviente de abuso, el Estado salvadoreño elige castigarla. Un Estado ausente como garante de derechos, que abandonó a Imelda durante toda su infancia y adolescencia, hoy se hace presente con el Código penal en mano para revictimizar y criminalizar a quien debió proteger.

Durante todo el proceso contra Imelda, han ocurrido distintas violaciones al derecho a la defensa y al debido proceso, como dictar prisión preventiva sin tener justificación legal alguna, continuar con el proceso sin considerar la violencia sexual sufrida por Imelda y sin siquiera brindarle asistencia psicológica y no dar otra respuesta que la cárcel.

Imelda es una de las 27 mujeres, todas jóvenes y en situación de pobreza y vulnerabilidad, que están hoy presas en el Salvador tras sufrir emergencias obstétricas o partos extrahospitalarios, padeciendo las crueles consecuencias de la penalización absoluta del aborto, una legislación violatoria de derechos humanos y contraria a las obligaciones internacionales asumidas por ese país. Organizaciones como Amnistía Internacional, Unicef, la OMS y el FPNU estimaron para el Salvador en el período 2008-2012 un promedio de muertes de mujeres relacionadas con el embarazo de 80.1 cada 100.000 nacimientos. En 2011, la OMS indicó que al menos el 11% de las mujeres que se practicaron un aborto en El Salvador murieron como consecuencia de las condiciones sanitarias inseguras (cifra que se considera un subregistro). Un Estado que penaliza el aborto en toda circunstancia, incluido el aborto terapéutico, es un Estado que no nos considera sujetxs de pleno derecho, sino instrumentos de la reproducción humana. Un Estado que no legaliza la interrupción voluntaria del embarazo nos impone a las mujeres y personas con capacidad de gestar una ciudadanía tutelada, sin autonomía sobre nuestros cuerpos y proyectos de vida.

El lunes 12 de noviembre el Tribunal de Sentencia dará a conocer la sentencia de Imelda, que puede llevar una pena de 20 años de cárcel. Como feministas que luchamos por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y en defensa de los derechos humanos, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito nos sumamos al reclamo de nuestras hermanas salvadoreñas —junto con los movimientos feministas y de mujeres, bisexuales, lesbianas, travestis, trans, maricas e intersexuales y las organizaciones de DD. HH. alrededor del mundo— y exigimos que se retire la acusación, se dicte su sobreseimiento definitivo y se repare a Imelda por la violencia institucional a la que fue y sigue siendo sometida.

#JusticiaParaImelda #SalvemosAImelda #LibertadParaImelda

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
Campaña 28 de Septiembre para América Latina y el Caribe

Educación sexual para decidir
Anticonceptivos para no abortar
Aborto legal para no morir

Firmá la petición para exigir la liberación de Imelda:
https://www.change.org/p/fgr-sv-liberen-a-imelda-justicia-para-las-mujeres-en-el-salvador-salvemosaimelda-justiciaparaimelda

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!