Llegan los mensajes, a cualquier hora, por cualquier red. “Profe soy su alumna, necesito hablar con usted”.  Algunas hablan por ellas, otras porque acompañan a su amiga o hermana. A veces quieren hablar, necesitan contar todo, podemos chatear hasta el amanecer, otras dicen lo mínimo. A veces hablamos en código.

Muchas veces viven lejos y hay que ser creativas para tejer la red. Algunas si me ven en la calle, quizás no me saludan, es nuestro pacto secreto, aunque es probable que me sigan hablando por privado. Otras vienen y me abrazan fuerte. Algunas me vuelven a llamar. Otras emprenden el camino de acompañar y llaman muchas veces para pedir información o hacer preguntas.

Lo que no deja de sorprenderme es esa confianza de que estás ahí, que pueden hablar y serán escuchadas. Luchan por sus vidas, buscan soluciones, ayuda concreta y es enorme el alivio cuando lo resuelven. Por ellas y por todas las personas que necesitan que se garantice su derecho a decidir. Que sea Ley!

Mariana. Profe de Teatro. Misiones

#LaSeñoTeAcompaña /Confianza