¡Este #3J marchá con la Campaña!

¡Este #3J marchá con la Campaña!
¡#NiUnaMenos por abortos clandestinos e inseguros!

El 3 de junio de 2015, una multitud autoconvocada tomó las calles de Argentina bajo una consigna que se trasformó en grito común del movimiento de mujeres y disidencias de toda Latinoamérica: ¡Ni una menos! ¡Basta de femicidios!

Desde aquel día hasta hoy, con la fuerza renovadora de esa nueva generación de niñas, niñxs, adolescentes y jóvenes empoderadas y ávidas de activismo por la ampliación de derechos, sumada a la experiencia política que el movimiento feminista acumuló en décadas de lucha y 33 Encuentros Nacionales de Mujeres, nos multiplicamos, organizamos y especificamos nuestras demandas.

Con la misma potencia furiosa, pero ahora enfocada, seguimos denunciando que nos matan por la sola condición de ser mujeres: nos matan los varones violentos, que se creen dueños de nuestros cuerpos y nuestras vidas; nos mata el Estado, que destina presupuestos miserables para prevenir, sancionar y erradicar las violencias contra las mujeres e identidades feminizadas; nos matan las Iglesias, que se inmiscuyen en el diseño de las políticas públicas para evitar la ampliación de derechos de las mujeres y disidencias; nos matan lxs legisladorxs que votaron en contra del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, vulnerando nuestro derecho a la salud, la vida y la autonomía.

El 2018 fue el año en que el reclamo masivo por el aborto legal generó la marea verde: millones de personas —en Argentina, Latinoamérica y en el mundo— exigimos al Estado la legalización del aborto voluntario como una cuestión de derechos humanos, igualdad de género, salud pública y justicia social. Un reclamo histórico y una deuda de la democracia con nosotras y nosotres: el derecho a la autonomía, a decidir sobre nuestros cuerpos y proyectos de vida. Ese año, la consigna principal de la marcha del 3J fue: ¡Sin aborto legal no hay ni una menos!

Gracias a los 14 años de activismo encabezado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, con sus indispensables antecedentes, hoy podemos decir que hemos logrado la despenalización social del aborto: nadie —a excepción de un sector minoritario de fundamentalistas religiosos—quiere más muertas ni presas por abortar. Miles de jóvenes escucharon por primera vez los relatos de aborto de sus propias madres, tías, hermanes, abuelas, amigas… La palabra aborto salió del closet de la moral religiosa, llegó a los medios masivos de comunicación y es tema de discusión cotidiana, incluso entre quienes insisten en negar la realidad: las mujeres y personas con capacidad de gestar abortamos, con o sin ley. La discusión no es aborto sí o aborto no, sino aborto legal, seguro y gratuito o aborto ilegal y clandestino, seguro para quienes pueden pagar e inseguro para quienes se encuentran en situación de pobreza.

Hoy volvemos a marchar para visibilizar las múltiples violencias que padecemos las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries —entre ellas, la vulneración de los derechos sexuales y reproductivos—, y para exigir al Estado que garantice el derecho a una vida libre de violencias.

Sumate a marchar con la Campaña, porque las muertes por aborto clandestino e inseguro son muertes evitables que constituyen femicidios de Estado.

¡Basta de femicidios, lesbocidios, transfemicidios, travesticidios y crímenes de odio! ¡Aborto legal ya! ¡Ni una menos! ¡Vivxs, libres, deseantes y autónomxs nos queremos!

Educación sexual para decidir.
Anticonceptivos para no abortar.
Aborto legal para no morir.

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!