¡Que sea ley!

¡Que sea ley!

El largometraje oficial que representará a la Argentina en el festival de Cannes cuenta la realidad de la lucha por el aborto legal en este país.

Juan Solanas es el director del largometraje “Que sea ley”, única obra  Argentina seleccionada para participar de uno de los  festivales más importantes del cine en el mundo.

“Mientras hice este documental y lo presentamos, un montón de mujeres de Latinoamérica mueren en un aborto clandestino, y son todas muertes evitables” dice Juan, en el marco de una entrevista exclusiva con la comisión de Prensa de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

El cineasta nació en Argentina, hace cinco años que reside en Montevideo pero creció en Francia donde el aborto es legal desde hace 45 años. “A comienzos del año 2.000 me enteré que el aborto estaba prohibido en Argentina y me reí. Pensé que era un chiste. Me pareció tan delirante que no me entraba en la cabeza”.

En el 2004,  Solana hace su primer largo llamado “Nordeste” que cuenta la historia de una mujer que transita un embarazo no deseado, toma una decisión y termina abortando en cámara. Creyó que era necesario confrontar a la audiencia con esta realidad que afrontaban muchas personas diariamente en soledad.

“Hace menos de un año surgió la posibilidad de dar batalla por el derecho al aborto en Argentina y la empecé a seguir muy de cerca”. Siguió desde su casa en Montevideo, Uruguay,  la vigilia del #13J y #14J, días del mes de junio en que se trató el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la Cámara de Diputados y se obtuvo media sanción. “Me emocioné y lloré”, cuenta Solanas.

“Tuve la necesidad de hacer algo con esto. Sin cálculos. Empecé a filmar como algo histórico, como para que quede registro”. Juan desembarcó en Buenos Aires un martes verde y desde la puerta del Congreso empezó a filmar.  “Me fascinó, me pasó un tren por encima. Me parecían unas heroínas. No paré de filmar hasta el #8A. “

El director,  registró todo el material con la ayuda de su hermana Victoria Solanas, aunque también colaboró Laura Canigia del área de prensa de Diputados y Diputadas nacionales y algunos amigos más. Filmó el 80% del material solo, en la calle e interiores, con una cámara y sonido que llevaba  en una mochila, un trípode colgando y una valija pequeña para la luz, solo en algunos casos.

“Hice cuatro mil kilómetros de auto, recorrí Jujuy, Santa Fé, Santiago del Estero, Córdoba, Gran Buenos Aires y la ciudad de Buenos Aires. En 8 meses de laburo, filmé a las sororas, activistas, mujeres que acompañan abortos, etc. La pelicula es súper honesta, se hizo en la urgencia y quedó algo muy auténtico”.

Solanas cuenta que filmó hasta fines de diciembre y que en enero empezó a montar la película, aunque luego debió hacer más registros. Trabaja dieciocho horas por día, los siete días de la semana y así logró depositarla en el festival de Cannes, Francia.

“Una tarde antes del anuncio me llamaron para avisarme. Si dios existe no tiene género y es feminista” dice entre risas mientras aclara que es ateo.

“Que sea ley” se va a estrenar entre el 16 y el 24 de mayo en Cannes. Es un film de una hora y veintitrés minutos que en principio no sabía qué iba a resultar y fue creciendo a medida que avanzaban los hechos.

“Estoy feliz aunque fue duro, porque filmaba a gente, no a actores y sobre algo muy íntimo. Es de una verdad arrasadora y dura a la vez. La película muestra una realidad que difícilmente sea discutible.”

“Que sea ley” (2019) Juan Solanas. Estreno: entre el 16 y el 24 de mayo en Cannes, Francia.

#SeguimosHaciendoHistoria

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!