COMUNICADO DE PRENSA

Agosto 2008 La Justicia de Córdoba ha prohibido a la Provincia que siga distribuyendo la Anticoncepción Hormonal de Emergencia conocida como “píldora del día después” en sus hospitales y centros de salud, por considerar que se trata de un método anticonceptivo abortivo.

Este fallo ataca sin fundamento científico al Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable , que es Ley Nacional y cuyo carácter no abortivo está documentado y avalado por la Organización Mundial de la Salud y por el dictamen de expertos y fallos judiciales anteriores (entre otros  de la SOGIBA en el caso de Tierra del Fuego).

Invalidar esa parte del programa sería además, crear una inequidad para las mujeres cordobesas respecto a las otras habitantes del país  El sujeto de esa ley (y de todos los derechos que la fundan y los servicios que garantiza) son las mujeres y no los supuestos embriones que podrían llegar a haber luego de una violación o relación sexual no protegida si la mujer está en etapa fértil. Los derechos de las mujeres vivas deben anteponerse a las especulaciones sobre organismos probables, que necesitan de su consentimiento para llegar a ser sujetos. Aquí los sujetos que deciden por nosotras son la Iglesia y los jueces, el Portal de Belén, que quieren imponer sus creencias en lugar de la ley y no respetan ni la libertad de cultos ni el derecho a decidir cuándo y cuántos hijos tener ni en que circunstancias.

Exigimos a las autoridades pertinentes que no solo apelen sino que defiendan políticamente este derecho a la anticoncepción hormonal de emergencia.

Nuestra Campaña está comprometida con: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.

Prohibir la AHE es promover que más mujeres recurran al aborto clandestino ante un posible embarazo incluso como resultado de una violación y sabemos que son las mujeres pobres y jóvenes las que más se exponen cuando además de la clandestinidad se suma la inseguridad o precariedad de esta práctica.

La defensa de la vida e integridad de las mujeres no preocupa a estos jueces fundamentalistas que evidentemente no saben o no quieren saber de derechos humanos. El fallo es un acto discriminatorio en contra de la autonomía de las mujeres, y del derecho a decidir sobre su cuerpo y de cuidar de él. En contra del derecho de  las mujeres a su salud integral, o al más alto nivel de salud. En contra de las leyes y políticas de nuestro país que garantizan los derechos de las mujeres en Argentina. Nos comprometemos más que nunca a defender nuestros derechos con la fuerza renovada que genera la indignación ante la injusticia.

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito

Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y

aborto legal para no morir.

Comunicado de Prensa: Fallo Justicia Cordobesa
Etiquetado en: