Apoyo a la actriz Muriel Santa Ana

Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito hacemos público nuestro apoyo a la actriz Muriel Santa Ana, ante el escarnio que está padeciendo por parte de algunxs colegas y un grupo fundamentalista antiderechos que salió a cuestionarla e incluso desearle la muerte, cuando la actriz dijo públicamente que se había practicado un aborto a los 24 años porque no quería ser madre.

Las palabras de Muriel Santa Ana reflejan una realidad en la vida de las mujeres y personas trans con capacidad de gestar, reflejan que el aborto entre nosotras es algo habitual, sin mayores tapujos. Los silencios y disciplinamientos que pretende imponer este sistema heteropatriarcal y capitalista no evitan que nos organicemos para decidir sobre nuestros cuerpos. Las redes de sororidad y la lucha por nuestro derecho a elegir cuando continuar o no con una gestación, cuándo ser madre y ejercer nuestra autonomía.

Asimismo repudiamos el tratamiento que los medios hegemónicos han hecho, hablando de un tema de salud pública desde la ignorancia y desinformando a la población, incitando a la condena social de la actriz y reforzando el estigma sobre una práctica médica/no médica cotidiana.

El Estado argentino vulnera nuestros derechos cuando no garantiza el acceso a la interrupción legal del embarazo, exponiendo así a condiciones de clandestinidad a las mujeres con menos recursos económicos dando como resultado 50 mujeres muertas al año por causas evitables, según cifras oficiales del Ministerio de Salud. Por eso decimos que las muertes por abortos clandestinos son femicidios en manos del Estado.

Exigimos al Estado y a sus gobiernos la legalización del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo presentado por sexta vez por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Educación Sexual Integral para decidir.
Anticonceptivos para no abortar.
Aborto Legal para no morir.

Sumate a la Campaña, ¡contactanos!