Declaración ante el debate en Uruguay

La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito de Argentina, apoya y acompaña a las ciudadanas y los ciudadanos del Uruguay en el debate del Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se realizará el próximo 27 de diciembre de 2011 en la Cámara de Senadores del país vecino.

La criminalización del aborto y los obstáculos que la clandestinidad impone al acceso a intervenciones seguras constituyen una violación de los derechos humanos de las humanas del Cono Sur y, por tanto, la despenalización/legalización del aborto es una deuda que las democracias sudamericanas tienen con su ciudadanía.

Saludamos todos los avances que en la Región afirmen el derecho de las mujeres a decidir sobre sus embarazos, amplíen el acceso a la salud, afirmen la justicia social, contribuyan a erradicar la discriminación contra las mujeres y fortalezcan los derechos humanos.

Hoy se avanza en Uruguay, esto es auspicioso y un enorme aliento para que en Argentina se inicie el período legislativo 2012 con el debate del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del embarazo, que ya dio los primeros pasos en el debate en la Cámara de Diputados de la Nación durante el año que finaliza.

De este modo, nos solidarizamos con La Campaña Aborto Legal – Uruguay. Son tus derechos, hacelos valer! En apoyo a este camino de avances del Uruguay invitamos a todas y todos a escribir en las diferentes redes de comunicación “¡Aborto Legal en el Uruguay: es tu derecho, hacelo valer!”. La lucha por la ampliación de los derechos en Uruguay es nuestra lucha.

Educación sexual para Decidir
Anticonceptivos para no Abortar
Aborto Legal para No Morir

Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito
(Argentina, 21 de diciembre de 2011)

Aborto legal, una deuda de la democracia en Sudamérica

Un pensamiento en “Aborto legal, una deuda de la democracia en Sudamérica

  • 27 mayo, 2013 a las 10:33 am
    Enlace permanente

    America Latina, la mas oprimida, católica por excelencia, con el aborto más restringido del mundo, imitemos a las potencias que NO profesan el catolicismo sino corrientes mas piadosas del cristianismo, tienen aborto libre y lejos de extinguirse viven CRECIENDOSE, EXPANDIENDOSE, no de rodillas como América Latina. Para imponer el aborto desterremos el CATOLICISMO, madre de todos los males milenarios en la tierra.

Los comentarios están cerrados.